Rosé 2006

Rosé

2006

Dom Pérignon Rosé : La exaltación de lo desconocido

Dom Pérignon Rosé, la exaltación de lo desconocido. Cuando Dom Pérignon elige ser rosado, es una radical declaración de libertad.
Libertad para aventurarse. Libertad para liberarse de las convenciones e impulsar los límites de la creación. Nacido de ese deseo de atreverse, Dom Pérignon Rosé capta el rojo de la pinot noir en su brillo original y cultiva su fuerza vital en un ensamblaje audaz y distinguido. Templado por una lenta y magistral transformación durante casi 12 años en la bodega, Dom Pérignon Rosé es indómito y carnal, tan claro como oscuro, magnético. Su vibración abraza la exaltación de lo desconocido y es una invitación a la aventura.

LA EDICIÓN LIMITADA DISEÑADA POR LENNY KRAVITZ


El director creativo de Dom Pérignon, Lenny Kravitz, ha reinterpretado la emblemática botella de Dom Pérignon aplicando el savoir-faire de los maestros orfebres para trabajar el metal de su escudo, creando una pátina que lo dota de una inalterable contemporaneidad.

VER MÁS DISEÑOS
DE LENNY KRAVITZ

DOM PÉRIGNON ROSÉ VINTAGE 2006: UNA ENERGÍA MAGNÉTICA 

El clima de 2006 es globalmente cálido y seco, pero con contrastes. Aunque el mes de julio es canicular, el mes de agosto es inusualmente fresco y húmedo. Pero es el carácter casi estival de septiembre lo que define la añada, secando los escasos focos de botrytis y ofreciéndole una madurez superior a la media. La cosecha comienza el 11 de septiembre y dura casi tres semanas.

EN NARIZ

El buqué es cautivador, maduro y profundo. Una combinación entre la oscuridad de las especias y del cacao. Unos frutos majestuosos: higo y albaricoque asados y naranja confitada. En conjunto se respira con acentos ahumados.

EN BOCA

La amplitud del vino se extiende inmediatamente. La intensidad y la suculencia mantienen la nota, jugando con su faceta suave y crujiente. La sensación sedosa en boca se funde con una estructura suave, firme y granulada y una sugerencia ligeramente vegetal. La vinosidad se torna yodada.

MARIDAJE

Rosé Vintage 2006 marida a la perfección con la cocina sencilla, modesta, pura, auténtica y tradicional del sur de Europa como Italia, España o Francia. 

Dom Pérignon Rosé Vintage 2006 irradia una energía magnética.
VINCENT CHAPERON
CHEF DE CAVE DOM PÉRIGNON

NUESTRA SELECCIÓN PERSONALIZADA