Vintage 2008

Vintage

2008

Armonía conseguida

La Maison solo ofrece grandes añadas de champagne.
Dom Pérignon Vintage se elabora exclusivamente a partir de las mejores uvas de un único año, reinventándose a sí mismo mediante la interpretación del singular carácter de las estaciones y atreviéndose a no elaborar un Vintage si la cosecha no cumple las elevadas expectativas.
Tras un mínimo de ocho años de crianza en bodega, el vino alcanza el equilibrio perfecto que representa Dom Pérignon, su mayor promesa. Así es Dom Pérignon Vintage: la plenitud de la armonía.

2008: UN CHAMPAGNE MILAGROSO

Un cielo gris y nublado domina el año vitícola 2008, acontecimiento singular en una década solar e insolentemente generosa. Finalmente, en el momento mismo de comenzar la vendimia se presentaron las condiciones perfectas: un sol radiante y vientos sostenidos del norte al noreste. La madurez se revela más allá de las expectativas, en un equilibrio inédito y elevado. El estado de sanidad es impecable.  

Dom Pérignon añade profundidad, densidad y complejidad a la acidez tonificante, la concisión y la pureza aromática esperadas de la añada de 2008. La luz es más cálida y menos severa.

EN NARIZ

La explosión del buqué es compleja y luminosa, mezcla de flores blancas, cítricos y frutos de hueso. Todo ello estimulado por el frescor del anís y de la menta. Al respirar, percibimos finalmente los toques especiados, amaderados y torrefactos.

EN BOCA

El vino, hasta ahora introvertido, se revela finalmente. La coherencia entre nariz y boca es total. Su perfil afilado, alargado, depurado, tónico y atlético se impone con calidez. El fruto hace su declaración en voz alta y con claridad. La acidez que firma esta añada está sorprendentemente integrada. La persistencia es esencialmente aromática, gris, ahumada, apremiante.

MARIDAJE

El vino hace gala de dualidad: calidez y frescor, maridajes con carne y yodados, cocinados y crudos. Las especias destacan y acentúan la efervescencia de 2008 y densifican el vino. Dom Pérignon aprecia las experiencias sensoriales: el arte culinario, las texturas y las materias.

Dom Pérignon libera el Vintage 2008 de una interpretación estricta de los cánones del champagne.
RICHARD GEOFFROY
CHEF DE CAVE DOM PÉRIGNON

Dom Pérignon nombra a
Vincent Chaperon como Chef de Cave

El 1 de enero de 2019, Vincent Chaperon sucederá como Chef de Cave de Dom Pérignon a Richard Geoffroy, con quien colabora estrechamente desde 2005. Este evento marca un hito importante en la historia de Dom Pérignon, y simboliza la transmisión del patrimonio viviente.

La edición Dom Pérignon Vintage 2008 Chef de Cave Legacy celebra la transmisión de esta responsabilidad de Richard Geoffroy a su sucesor, Vincent Chaperon.